Mis encuentros con los lectores o encuentros en la tercera fase. Inma Díaz

Inma Díaz, es maestra, escritora y pintora autodidacta. Especializada en literatura infantil, colabora con el Plan de Fomento de Lectura desde 2007 con el libro Miguel se escribe con M de merengue, que cuenta las aventuras de Miguel, un niño de ciudad en el pueblo de sus abuelos y está dirigido a niños mayores de ocho años.
Los encuentros con Inma son dinámicos y participativos. Se hace valer de una pizarra para dibujar mientras cuenta historias fantásticas acerca de
su vida para darse a conocer a sus lectores.
Aquí nos deja la impresión de su experiencia en las charlas con los lectores
o lo que ella llama, encuentros en la tercera fase.
DSCF0751

Y es que hasta llegar al momento mágico de encontrarme con mis lectores, invariablemente, he pasado por dos fases previas.

Primera fase: el contacto
Me llaman. Alguien, enredado en el mundo de las palabras, me propone un encuentro con lectores¡¡Bien!! Me encanta conocer a personas implicadas en el fomento de la lectura y admiro su esfuerzo y su trabajo. Es muy halagador que hayan leído mis libros y quieran conocerme. ¡¡Claro que voy!! Sólo hay que determinar fechas y hora.

Segunda fase: el susto
Cuando se acerca la fecha del encuentro empiezo a inquietarme y no es sólo porque me da pánico la carretera y cada encuentro implica desplazamiento sino porque las dudas me asaltan y siempre son del tipo: ¿Y si no logro captar la atención de los oyentes? ¿Y si no les interesa lo que les voy a contar? ¿Se aburrirán? ¿Les habrá gustado mi libro realmente? ¿Cumpliré con las expectativas de las personas que me han contratado?¡AYYYY! ¿Quién me manda meterme en estos embrollos?

Tercera fase: el encuentro
Meto en el maletín mis libros más queridos y un par de rotuladores. Necesito dibujar mientras hablo. Llego al lugar del encuentro y… ¡adiós temores! Veo rostros ilusionados y miradas curiosas. Hablo y me escuchan. Me preguntan y les respondo. ¡¡Disfruto!! Me gustan los niños y me encanta contar historias. Para mí no hay nada más mágico ni más gratificante que poder hacer viajar a mi público de la cueva del monstruo peludo al pueblo de Miguel o al castillo de mi madre sólo con la fuerza de las palabras y cada encuentro me proporciona estos momentos gloriosos. ¡¡Soy muy afortunada!!

Comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.