Antonio Pacheco

Biografía

Nací en Olivenza, en octubre de 1955, y he vivido en Mérida, Herrera del Duque y Badajoz, donde resido en la actualidad. Me diplomé en la Escuela Universitaria del Profesorado en Badajoz.

Para mí escribir es una necesidad vital (literalmente). Mis primeros pasos poéticos los di de la mano de Manuel Pacheco, poeta vital y vitalista que me dio el aire necesario para respirar la Poesía.

Con mi primera obra, En la ciudad del agua, obtuve el III Premio de la Prensa de Badajoz (1983). Mi segundo poemario Tú, para tristes momentos tristes, ganó el Primer Premio Constitución de Poesía (1984). Posteriormente he publicado Estaciones para una ceremonia; Del oficio del mar; Abril; Impronta primavera; A la sombra de los soles ponientes; Homenaje; Madrugada de los ferrocarriles; Solitaria Rosa de Tu Aliento y, recientemente, La insoportable soledad de yo no ser por culpa de tú no estar.

Estoy incluido en la antología Abierto al aire y en la Gran Enciclopedia de Extremadura. He colaborado en revistas como Melquíades, Gálibo, Alor Novísimo, entre otras. He dado recitales y lecturas poéticas en diversas localidades de Extremadura, en plazas populares, en casas de cultura, etc. También he participado en diversos proyectos poéticos como Píntalo de Verde o Pirámide.

La culpable de mi obra poética es ANTONIA, mi mujer para toda la vida. Ella ha inspirado mi vida y mi poesía que, en mi caso (y sin pedantería alguna) ha venido a ser la misma maravillosa aventura.

Libros del Plan

Solitaria Rosa de Tu Aliento. Punto Rojo, 2015.

En “Solitaria Rosa de tu Aliento”, Antonio Pacheco viene a recoger una cosecha de poemas que, como a lo largo de toda su obra –su vida misma- son el fiel reflejo de su mundo interior y, orteguianamente, “sus circunstancias” que han supuesto una luz en mitad de “la noche oscura del alma” y cierto ordenamiento de algunos catálogos de su vida.
Es la poesía de A. Pacheco ajena a modas y modos. Tan sólo se deja llevar, como el tiempo. Y como escribió A. Machado: “Donde hay vino, beben vino. Donde no hay vino, agua fresca”. (Sinopsis de la editorial).

Comments

  1. Reply

    Me encantaría que Antonio Pacheco viniese a la Biblioteca de Herrera del Duque , y nos deleitara con su obra poética. Mes gustaría que nos leyera algunos poemas de: la «la insoportable soledad de yo no ser por culpa de tu no estar».
    Gracias y FELIZ NAVIDAD.

Responder a Agustina Rubio Moraga. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.